© 2017 por Kilómetro Lisboa.

Creado con Wix.com

info@kilometrolisboa.com

Lisboa, Portugal

  • Google+ Clean
  • White Instagram Icon
  • facebook
Please reload

Entradas recientes

Qué visitar en 2 días en Lisboa diferente a lo tradicional.

January 17, 2018

1/3
Please reload

Entradas destacadas

Transporte: cómo moverse en Lisboa.

May 2, 2017

Lisboa no es una ciudad muy grande, y el centro histórico se puede recorrer caminando fácilmente, siempre y cuando no tengas miedo a las cuestas. Pero si no puedes, o no quieres, subir caminando a las partes más altas de la ciudad, aquí te dejamos algunas alternativas de transporte. Bonito, barato y ecológico.

 

 

Tarjeta de transportes

 

Si vas a moverte en transporte público necesitarás esta tarjeta ya que es necesaria para el metro y te hará ahorrar dinero en tranvías, ascensores y autobuses.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Es una tarjeta recargable que cuestan 50 céntimos. Se llama cartão VivaCard (la que se compra en las máquinas del metro, de color verde) o Lisboa SeteColinas (de color azul, se compra en las tiendas que tienen un letrero que dice bus tickets  o un banderín rojo en el que pone PayShop). Funcionan las dos prácticamente igual: las recargas en los mismos sitios en que las compras, sólo con un viaje cada vez, o directamente con 3 o 4 según cuanto la vayas a usar. Con estas tarjetas cada viaje (de metro, tranvía, elevador o bus) te cuesta 1,45€. Los conductores no la recargan, así que si no tienes saldo tendrás que pagar un billete más caro (normalmente 1,90 el autobús y 2,80 el tranvía). Se pica a la entrada del bus o tranvía, y a la entrada y salida del metro. Puedes cambiar de un transporte a otro durante una hora desde el momento que la picas sin pagar más. Es decir, coger primero el metro y luego el tranvía sin pagar más si pasa menos de una hora.

 

También se puede coger una tarjeta válida para todo el día y para todos los transportes (incluidos el tranvía y los ascensores, e incluso algunos barcos), por 6€. Se llama Bilhete 24horas, se compra también en las máquinas del metro, o en las tiendas que tienen el banderín rojo. Empiezan a contar las 24 horas en el momento que la picas la primera vez.

 

 

Horario del metro: 6h30 a 1h. Pinche aquí para consultar el plano.

 

 

Aeropuerto: El metro llega hasta el aeropuerto, así que si tu hotel tiene cerca una parada de metro, te recomiendo esta opción para ir del aeropuerto al centro o del centro al aeropuerto (1,45€ con la tarjeta recargable).

 

Los taxis desde el aeropuerto son muy baratos, porque el aeropuerto no está alejado del centro, van con taxímetro y no hay suplemento de aeropuerto, pero no tienen una tarifa fija, por lo que hay muchos que se aprovechan de los turistas y les cobran de más. El precio normal son unos 10€-15€ con maletas incluidas (a la zona de Alfama, Graça, Rossio, Bairro Alto o Marqués de Pombal, o Avenida da Liberdade). Solo si te alojas lejos del centro puede llegar a 20€-25€ (en Belém, por ejemplo). Eso es lo máximo, a no ser que estés muy a las afueras, es decir, en otra ciudad (Cascais), ahí ya sube el precio a unos 35€. Lo mejor es preguntarle al taxista que por cuánto va a salirte antes de salir, así te evitas tener que discutir si el taxista intenta cobrarte de más. Acuérdate: es obligatorio que pongan el taxímetro y no hay suplemento de aeropuerto, ni de festivo, ni de año nuevo chino… Sólo el suplemento de maleta (0,80€ por maleta).  

 

 

 

 Tuk-Tuk: Los veras por todos lados. No funcionan como taxis, sino que hacen tours turísticos por la ciudad más o menos fijos. Para saber cuánto cuesta tendrás que negociar, pero calcula entre 40-60€ por una hora, dependiendo de cuántas personas suban. Suelen recorrer la zona de Alfama-Castelo-Graça, que es muy bonita caminando pero con muchísimas cuestas y escaleras. Otro itinerario te lleva a Belém. Los conductores hacen de guías, algunos con más conocimientos históricos que otros. Lo recomiendo para quien se canse mucho caminando y no disponga de mucho tiempo o para quien vaya con niños (a los que suele encantarles esta forma de moverse por la ciudad).

 

Mi recomendación es cogerlo eléctrico: es ecológico y no hace ruido (los vecinos de algunos barrios están hartos de los moto tuk-tuk que hacen muchísimo ruido). Actualmente la mayoría lo son.

Por ejemplo en la empresa Tuk On Me son eléctricos y se puede reservar con antelación.

 

De todas formas no es necesario reservar, los verás parados delante de cualquiera de los principales monumentos.

 

 

Tranvías: El antiguo tranvía continúa circulando por las calles de Lisboa, con sus característicos coches amarillos y su típico sonido. Puede ser una bonita experiencia utilizar este antiguo medio de transporte. Pero te advertimos de que se ha convertido en algo muy turístico, por lo que, en temporada alta y horas punta, puede ser toda una odisea intentar hacer un viaje. No esperes ninguna comodidad, lo más seguro es que te toque ir de pie y apretado como una sardina en lata, principalmente si optas por coger el tranvía 28, la línea más turística y famosa de todas. No obstante, si te hace ilusión, no te quedes con las ganas, hay líneas menos conocidas y paradas en las que no hay tanta gente. Te contamos todo lo que necesitas saber sobre los tranvías aquí.

 

 

Elevador de Santa Justa y otros ascensores: hay cuatro, uno vertical y tres tipo tranvía, pero que sólo suben una cuesta. Todos son antiguos, centenarios, y muy bonitos, por eso están declarados Monumento Nacional. Si quieres saber más sobre este medio de transporte tan peculiar mira nuestro post:

 

Tranvías, Ascensores y Elevadores de Lisboa

 

 

Taxis. Van siempre con taxímetro y son baratos. Normalmente un trayecto por el centro cuesta entre 6 y 10€ máximo. A Belén o a Oriente, dos barrios un poco más alejados del centro (7Km), pueden ser unos 15€.

Hay varias aplicaciones que te puedes bajar cuando tengas Wi Fi y puedes usar para llamarlos, saber cuánto tardará, pagar con la tarjeta o Pay Pal si estás registrado, y saber el precio aproximado del trayecto. En MyTaxi puedes elegir la opción eco-taxi y te mandarán un taxi eléctrico sin coste extra.

 

 

Belém. Es un barrio en el que están algunos de los principales monumentos de la ciudad (el Monasterio de los Jerónimos y la Torre de Belén, entre otros). Está muy alejado para ir andando, a 7Km desde la Praça do Comercio, y el camino no es especialmente bonito (sólo valdría la pena, si tienes tiempo y te apetece caminar, a partir del Puente 25 Abril, el rojo que parece el Golden Gate).

 

Se puede ir en transporte público a Belém. Desde la Praça da Figueira (al lado del metro Rossio) sale el tranvía 15 (ver más información aquí) y también el autobús 714. Ambos tardan entre media hora y una hora para llegar a Belén. Quizá el autobús sea más rápido. Un taxi desde el centro son unos 10€.

 

-------

 

También puedes conocer Lisboa caminando reservando cualquiera de nuestros tours de Lisboa. Seguimos los principios del turismo sostenible y mostramos lo mejor de la ciudad en grupos reducidos.