© 2017 por Kilómetro Lisboa.

Creado con Wix.com

info@kilometrolisboa.com

Lisboa, Portugal

  • Google+ Clean
  • White Instagram Icon
  • facebook
Please reload

Entradas recientes

Qué visitar en 2 días en Lisboa diferente a lo tradicional.

January 17, 2018

1/3
Please reload

Entradas destacadas

La silla portuguesa, un icono del diseño portugués.

March 5, 2018

Hay una silla que lleva años conquistando las terrazas de Lisboa. Pueden cambiar los colores pero el formato es prácticamente homogéneo en toda la ciudad. Hablamos de la "Silla Portuguesa", de la "Cadeira Gonçalo". En caso de que te propongas encontrarla mientras paseas por las calles de la ciudad , la descubrirás por todos lados. Sentirás que Lisboa sufre de una agradable invasión de acero inoxidable creada hace más de 50 años.

 

 

 

 

Un corto paréntesis antes de seguir para aclarar una cosa. Algo básico pero fundamental para la futura comprensión del texto. En portugués, silla es cadeira. Quédate con esto y ... continuamos.

 

Adentrándonos en el mundo industrial del diseño portugués, la cerámica, el cristal y el corcho, ocupan un trozo importante de la tarta productiva del país. Sin embargo, la silla, que destaca en las terrazas de Portugal y de su capital, va ocupando actualmente un puesto importante cuando hablamos de diseño industrial urbano. La silla es conocida como la "Cadeira portuguesa", o "Cadeira Gonçalo". Se le llama de las dos maneras ya que su primera creación no está muy claramente documentada, empieza a fabricarse desde 1920 o 30, y desde entonces, va a servir de apoyo al descanso de quien no quiere estar de pie y la usa para disfrutar de un descanso tomando, por ejemplo, un café en un terraza. Desde esa fecha no se ha dejado nunca de ver este tipo de silla por Lisboa, por sus alrededores, por todo el país e incluso en otros países (como en uno de los bares de la Ópera de Paris, o en Australia).

 

¿Por qué se la denomina de manera diferente? Bueno... hay dos fábricas que la fabrican casi idénticas desde el principio. 

 

Por un lado tenemos la fábrica ARCALO, que tiene la patente de su Cadeira Gonçalo y la describe como "Diseño portugués de la autoría del maestro herrero Gonçalo Rodrigues dos Santos. Mitad de siglo de historia de la más emblemática e internacional silla portuguesa cuya presencia se encuentra en las terrazas de los cinco continentes". Por otro lado existe ADICO, fábrica de mobiliario de metal, que ostenta con orgullo imágenes de la originalidad de su Cadeira Portuguesa creada en 1920. Bueno... ellos que se entiendan. 

 

Lo cierto es que productos como esta silla, como esta famosa "cadeira", son actualmente trabajados con técnicas industriales originales pero igualmente adaptadas a las concepciones estéticas contemporáneas y de consumo de los tiempos en que vivimos. Va sufriendo ella retoques. Se va actualizando aprovechando el gusto creciente que existe hacia los objetos antiguos, el diseño vintage y la añoranza visual de décadas pasadas.

 

Creada al inicio del siglo pasado, ha ido siendo mejorada con el paso del tiempo, y continua siéndolo. A algunos, aunque les gusta la silla, la consideran muy pesada, con kilos en demasía y difícil de transportar, aunque muy fácil y lógica para apilar, ocupando así poco espacio cuando es a ella a la que le toca descansar mientras las calles se vacían por las noches.

 

 

  

La "Cadeira Gonçalo", patentada solo desde 1997, cuando un antiguo empleado de ARCALO decidió comprar la fábrica para evitar su cierre definitivo, no imaginaría que años después gozaría de tan buena salud y fama elevada. Robusta, de material fuerte y resistente, histórica, es la protagonista en las terrazas de Lisboa, si nos vamos fijando con interés.

 

Se dice que el maestro herrero Gonçalo Santos, por las noches ("es siempre por la noche cuando se crea algo bueno" dice el actual propietario) trabajaba solo en la fábrica, sin que le molestaran, huyendo de miradas curiosas. Corría el año de 1953, y éste intentando mejorar las versiones originales de la silla, se queda contento con un proyecto. Y es allí, en ese momento, cuando se empieza a fabricar el séptimo modelo de silla que había sido alguna vez creado en ARCALO y que llega a nuestros días como el más famoso de todos.

 

Todas son bonitas y todos los nuevos modelos son interesantes y creativos. Unos arriesgan un poco más rompiendo con las bases, desafiantes,otros apenas les dan un ligero lavado de pelo y retoques de las mechas. Hay más de 200 colores a elegir. 200? Mejor sentarse cómodamente si queremos elegir el adecuado con tantos por donde tirar.

 

El Ayuntamiento de Lisboa constató que las terrazas del centro estaban desordenadas, sin cuidado, algunas incluso puestas con mal gusto. Convocó entonces un concurso abierto y en Abril de 2017 arrancó en Lisboa el proyecto. Número limitado de modelos y colores para unificar criterios. Las sillas que los propietarios de lo bares pueden elegir para sus terrazas son estas de las que venimos hablando en este post, la cadeira portuguesa. 

 

Dos tubos de acero curvados, un respaldo y, obviamente, un asiento. Cuatro partes fabricadas separadamente y unidas por la soldadura, revestidas de materiales para proporcionar largos años de vida a la silla, coloreada posteriormente según gustos, que para gustos... los colores, hacen de la Cadeira Gonçalo, la Cadeira Portuguesa, o como la quieras llamar, la estrella de las terrazas de Lisboa.

 

Share on Facebook
Share on Twitter